Aptus | Potenciadora educacional

12 pilares para usar las tecnologías de manera efectiva para el aprendizaje – Pilar 12. Aprende de forma más eficaz

03 · diciembre · 2020
Paul Kirschner y Mirjam Neelen

En los últimos meses, el mundo de la educación se ha visto forzado a enfrentar rápidamente diversos desafíos que ha impuesto la pandemia provocada por el COVID-19. Esto ha significado un tremendo esfuerzo para profesores, directivos, formadores, estudiantes y organizaciones educativas, que han visto la necesidad de adaptarse a una realidad totalmente nueva; el aprendizaje ha dejado de ocurrir en las aulas mediante el contacto directo y ha pasado a depender de las posibilidades, aún poco conocidas, que nos entregan las tecnologías digitales. Todo esto se traduce en una carga importante para docentes y familias, los que han debido coordinar nuevos horarios, rutinas familiares, condiciones materiales y tecnologías disponibles en sus propios hogares. De un momento a otro, los docentes han tenido que diseñar nuevas formas de enseñar en un contexto totalmente diferente y, en muchos casos, seleccionar por sí mismos —entre la enorme variedad de herramientas digitales—, la tecnología que servirá mejor para sus objetivos.

Entre los esfuerzos que estamos haciendo como organización para adaptarnos a este desafío, está la búsqueda de información sobre cómo se aprende mejor en la enseñanza remota. Es así como encontramos el blog de Paul A. Kirschner y Mirjam Neelen (aquí) y los 12 pilares para usar las tecnologías de manera efectiva para el aprendizaje, que son una traducción al inglés de las entradas que escribió originalmente Wilfred Rubens en holandés (aquí). Estas publicaciones se basaron en el libro Lessons for Learning: 12 building blocks for effective teaching de T. Surma, K. Vanhoyweghen, D. Sluijsmans, G. Kamp, D. Muijs y P. A. Kirschner (2020) (aquí), el cual versa sobre doce principios de enseñanza basados en evidencia científica.
El objetivo de las doce publicaciones (una por cada principio) de Rubens es analizar cada uno de esos pilares, pero esta vez con un foco en los procesos de enseñanza-aprendizaje en el contexto remoto, sugiriendo herramientas y recomendaciones concretas.1

Agradecemos enormemente la generosidad de Paul A. Kirschner y Mirjam Neelen por permitirnos traducir sus entradas de blog; también a Wilfred Rubens por permitirnos difundir sus interesantes recomendaciones; y a todos los co-autores de Lessons for Learning: 12 building blocks for effective teaching por el valioso conocimiento que nos aporta su libro.

12 pilares para usar las tecnologías de manera efectiva para el aprendizaje:

Pilar 12. Aprende de forma más eficaz

Los autores de Lessons for Learning resumen este pilar así:

“Los formadores/facilitadores pueden utilizar los pilares anteriores para lograr que su enseñanza o capacitación sea más efectiva, eficiente y agradable, pero también les ofrecen herramientas a los estudiantes para organizar y llevar a cabo sus propios procesos de aprendizaje de manera más efectiva, eficiente y agradable. Enseñe a los alumnos cómo organizar, supervisar, evaluar y ajustar su propio proceso de aprendizaje (es decir, a autorregularse) y qué estrategias de aprendizaje deben utilizar cuando estudian de forma independiente.”

En este capítulo, los autores destacan la importancia de enseñar a los alumnos a autorregular su aprendizaje, ya que, tanto la autorregulación como la aplicación de estrategias eficaces de aprendizaje o de estudio, son vitales para el proceso de aprendizaje. Como formador/facilitador, debes saber qué habilidades metacognitivas (de planificación, supervisión, evaluación y regulación del aprendizaje) y qué estrategias o habilidades cognitivas (por ejemplo, la práctica espaciada, la autoevaluación, la práctica variable y demás estrategias y habilidades descritas en los pilares anteriores) deben desarrollar los alumnos. Para lograrlo, deberás explicitar cuáles son estas habilidades y estrategias.

Puedes, por ejemplo, presentar un modelo sobre cómo implementar la “práctica de la recuperación espaciada2 y programar sesiones de estudio espaciadas en conjunto con los estudiantes para que puedan practicar esta estrategia de forma independiente. Luego puedes estimularlos para que reflexionen sobre la “práctica de la recuperación espaciada”.

Tecnologías para el aprendizaje

Las tecnologías para el aprendizaje pueden ayudar a los estudiantes a desarrollar habilidades metacognitivas y cognitivas. Puedes aconsejar a los alumnos por medio de tu ambiente de aprendizaje remoto y poner a disposición videos en los que demuestras cómo aplicar estas habilidades. Obviamente, también puedes hacer que los alumnos completen y luego suban tareas en línea que mejoren su autorregulación. (Nota: también puedes elegir espaciar tres sesiones pequeñas en lugar de programar una única sesión demasiado larga).
Los alumnos pueden reflexionar acerca de las estrategias de estudio que han puesto en práctica mediante portafolios electrónicos3, blogs o videoblogs. Asimismo, puedes crear contenido online con pistas que ofrezcan a los estudiantes información y herramientas sobre las habilidades metacognitivas y cognitivas.

Los ambientes de aprendizaje remotos a menudo permiten supervisar el progreso del alumno y, a veces, incluso comparar a cada uno de los estudiantes con el promedio del grupo. Lamentablemente, estas herramientas de supervisión no siempre son accesibles para los alumnos, pero pueden utilizarse en sesiones de orientación con ellos. El análisis del aprendizaje y la inteligencia artificial permiten analizar los patrones de aprendizaje y enviar notificaciones a los alumnos que, por ejemplo, tienen más dificultades con la tarea. Recuerda que cada sistema específico tiene condiciones específicas que debes conocer.
Por último, los estudiantes también pueden utilizar herramientas de planificación en línea como My Study Life. Por ejemplo, el ambiente de aprendizaje remoto de la Open University de Holanda YOUlearn, incluye una herramienta de planificación que permite a los estudiantes —dentro de los plazos establecidos— programar sus cursos, dependiendo del tiempo que tengan disponible. Esta herramienta también te permite, como formador/facilitador, preparar un horario de ejemplo que puede convertirse en el horario personal del alumno. Entonces la herramienta establece plazos para las tareas y calcula un tiempo de estudio por semana.

Los diarios en línea también son muy útiles para programar tareas, planificar los plazos y utilizar recordatorios.

Aprendiendo a aprender utilizando las tecnologías para el aprendizaje

Al utilizar las tecnologías para el aprendizaje se debe enseñar a los alumnos cómo utilizarlas. El aprendizaje remoto requiere que los alumnos estudien de forma más independiente. Si bien ellos pueden determinar su propio ritmo y tiempo de estudio, siguen pensando que el aprendizaje a distancia es más exigente y requiere de una mayor motivación, disciplina y esfuerzo para mantenerse concentrados. Yo [Wilfred Rubens] escribí una publicación de blog (en holandés) sobre cómo mantenerse concentrado cuando se aprende en línea con los siguientes consejos:

• Planificar y agendar el tiempo de estudio.
• Establecer un lugar adecuado para estudiar.
• Evitar la procrastinación, que es dejar para otro día las cosas que sabes que tienes que hacer en el presente.
• Pedir ayuda si se necesita.
• Fijar metas que sean realistas y premiarse a sí mismos mientras estudian.

En esta entrada de blog (en holandés) yo [Wilfred] explico cómo puedes apoyar a los estudiantes en el aprendizaje remoto (utilizando las tecnologías para el aprendizaje). Aconsejo ayudar a los estudiantes a desarrollar habilidades para el estudio digital:

  • Desarrollo de habilidades de procesamiento de información (como el procesamiento de grandes conjuntos de información).
  • Clarificar la distinción entre la lectura en pantallas y la lectura en papel4.
  • Enseñar la distinción entre la escritura a mano y la escritura en computador5.
  • Enseñar cómo enfrentar los riesgos de la distracción.
  • Enseñar sobre el uso eficaz de las notificaciones.

Esta publicación (en holandés) se incluye más información sobre estas habilidades para el estudio.

 

Post anterior: Entrega retroalimentación

 


Notas del blog original y notas del traductor:

1 Estos blogs no consideran criterios o requisitos específicos de selección (por ej. costos) de las tecnologías para el aprendizaje. Es aconsejable tomar en cuenta qué tecnologías para el aprendizaje ya usa tu organización y cuáles de las opciones disponibles son compatibles. Las diferentes herramientas o funcionalidades tienen fortalezas y debilidades, y, por lo tanto, es necesario explorar las propiedades y hacer una elección consciente. En todos los casos, siempre habrá que velar por la seguridad de los datos.

2 El Pilar 8 entrega algunas directrices y recomendaciones sobre cómo aprovechar la práctica de la recuperación en el contexto remoto y también aplicables al presencial. En síntesis, la práctica de la recuperación espaciada consiste en organizar el estudio o la enseñanza de forma que los estudiantes deban recuperar de sus memorias los contenidos estudiados anteriormente, pero con “espacios” entre cada sesión de aprendizaje. Esto es conocido por tener grandes efectos positivos en el aprendizaje. Tanto la estrategia del aprendizaje espaciado como la práctica de la recuperación (entre otras) están explicadas y ejemplificadas en estos posters.

3 Un portafolio electrónico es un espacio digital en donde es posible almacenar un conjunto de trabajos, tareas, o creaciones que pueden ser mostradas en distintos formatos digitales (videos, imágenes, audios, textos, etcétera.), y que puede ser creado en distintos tipos de plataformas (como blogs, y cualquier aplicación que permita subir y compartir trabajos).

4 Si te interesa el debate sobre las diferencias entre la lectura en papel y en formatos digitales para el aprendizaje, una buena opción es leer el libro “Lector, vuelve a casa” de Maryanne Wolf donde se discute este tema en profundidad en base a los resultados de las ciencias cognitivas y las neurociencias. Por otro lado, en el capítulo “Pantallatopía” del libro Mitos Educativos, el profesor Doug Lemov explica claramente algunos hallazgos al respecto.

5 Algunas investigaciones de las ciencias cognitivas han puesto en discusión si para aprender es mejor tomar notas con lápiz y papel o en formato digital. Puedes leer sobre esta dicotomía, y los factores que intervienen, en el capítulo “Fortalecer la enseñanza con estrategias para practicar la recuperación” del libro Enseñanza efectiva: herramientas de la ciencia cognitiva para el aula (Powerful Teaching, próximamente disponible en nuestra editorial).

 

Open chat
¿Necesitas ayuda?
Hola
¿Necesitas ayuda con la remediación de aprendizajes?