12 pilares para usar las tecnologías de manera efectiva para el aprendizaje – Pilar 6. Chequea si todos los estudiantes han comprendido el contenido

28 · agosto · 2020

 

En los últimos meses, el mundo de la educación se ha visto forzado a enfrentar rápidamente diversos desafíos que ha impuesto la pandemia provocada por el COVID-19. Esto ha significado un tremendo esfuerzo para profesores, directivos, formadores, estudiantes y organizaciones educativas, que han visto la necesidad de adaptarse a una realidad totalmente nueva; el aprendizaje ha dejado de ocurrir en las aulas mediante el contacto directo y ha pasado a depender de las posibilidades, aún poco conocidas, que nos entregan las tecnologías digitales. Todo esto se traduce en una carga importante para docentes y familias, los que han debido coordinar nuevos horarios, rutinas familiares, condiciones materiales y tecnologías disponibles en sus propios hogares. De un momento a otro, los docentes han tenido que diseñar nuevas formas de enseñar en un contexto totalmente diferente y, en muchos casos, seleccionar por sí mismos —entre la enorme variedad de herramientas digitales—, la tecnología que servirá mejor para sus objetivos.

 

Entre los esfuerzos que estamos haciendo como organización para adaptarnos a este desafío, está la búsqueda de información sobre cómo se aprende mejor en la enseñanza remota. Es así como encontramos el blog de Paul A. Kirschner y Mirjam Neelen (aquí) y los 12 pilares para usar las tecnologías de manera efectiva para el aprendizaje, que son una traducción al inglés de las entradas que escribió originalmente Wilfred Rubens en holandés (aquí). Estas publicaciones se basaron en el libro Lessons for Learning: 12 building blocks for effective teaching de T. Surma, K. Vanhoyweghen, D. Sluijsmans, G. Kamp, D. Muijs y P. A. Kirschner (2020) (aquí), el cual versa sobre doce principios de enseñanza basados en evidencia científica.

El objetivo de las doce publicaciones (una por cada principio) de Rubens es analizar cada uno de esos pilares, pero esta vez con un foco en los procesos de enseñanza-aprendizaje en el contexto remoto, sugiriendo herramientas y recomendaciones concretas. 1

Agradecemos enormemente la generosidad de Paul A. Kirschner y Mirjam Neelen por permitirnos traducir sus entradas de blog; también a Wilfred Rubens por permitirnos difundir sus interesantes recomendaciones; y a todos los co-autores de Lessons for Learning: 12 building blocks for effective teaching por el valioso conocimiento que nos aporta su libro.

 

12 pilares para usar las tecnologías de manera efectiva para el aprendizaje:

Pilar 6. Chequea si todos los estudiantes han comprendido el contenido

En el libro Lessons for Learning, este pilar es denominado como “use diferentes estrategias para chequear si todos los estudiantes han entendido los contenidos de la asignatura”. Los autores resumen este pilar de la siguiente manera:

Para que los alumnos aprendan es fundamental que se mantengan involucrados. A veces los estudiantes dejan de esforzarse porque el tema les resulta demasiado difícil o demasiado fácil. Por consiguiente, es importante chequear con regularidad si todos los alumnos han comprendido el contenido y son capaces de procesarlo por medio de las explicaciones, las tareas y la orientación que se les dan. Lo anterior se puede conseguir haciendo preguntas, dando tareas desafiantes y ofreciendo actividades que reúnan la información de todos los alumnos.

Tim Surma y sus coautores afirman que para que todos los alumnos almacenen en su memoria a largo plazo aquello a lo que han estado expuestos, es sumamente importante que el instructor o el profesor compruebe que los alumnos lo recuerdan y, además, lo entienden. La evaluación formativa2 es una forma de hacer un seguimiento de esto. Lessons for Learning contiene ejemplos de cómo hacerlo (por ejemplo, presentando a los alumnos dificultades deseables3 y formular preguntas que los estimulen a pensar).

Además, los autores destacan la importancia de asegurar que todos los estudiantes (o al menos la mayor cantidad posible) respondan a las preguntas. Cuando se pide a los alumnos que levanten la mano, suele ser solo un grupo selecto el que lo hace y, conjuntamente, casi siempre son los mismos. Asimismo, los investigadores advierten sobre lo que se denomina la maldición del conocimiento (cuando eres experto, percibes los contenidos de manera diferente en comparación con los novatos o los principiantes, en otras palabras, los alumnos).

Lessons for Learning brinda herramientas que no requieren de la tecnología para verificar si todos los estudiantes han logrado comprender el tema; algunos ejemplos son las pizarras personales en las que cada alumno escribe una respuesta y luego la sostiene en alto para que el docente la vea; o cuando el docente escribe sus nombres en palitos de helado4 (o en papeles dentro de un sombrero) y extrae uno al azar, el estudiante sorteado tendrá que responder la pregunta; ticket de salida5 o papelitos post-its para que los alumnos puedan escribir la idea general de la clase, por ejemplo, en 60 segundos. Sin embargo, la tecnología para el aprendizaje también ofrece varias opciones, ya que puedes:

  • Hacer que los alumnos realicen pequeñas tareas que pueden subir mediante los medios tecnológicos de aprendizaje y luego hacer que otros reflexionen sobre ellas, es decir, que aporten comentarios acerca de las tareas de sus compañeros.

  • Utilizar herramientas de evaluaciones para que todos los alumnos respondan a las preguntas durante o al final de una clase. Las plataformas digitales de aprendizaje como BrightSpace o Moodle6 disponen de estas herramientas y te permiten comprobar rápidamente las respuestas. A su vez, aplicaciones como Nearpod7 o LessonUp te permiten alternar entre el contenido de aprendizaje y preguntas.

  • Usar herramientas de consulta a los estudiantes para comprobar que todos respondan a las preguntas o escriban las ideas principales de una clase. Yo [Wilfred Rubens], he estado usando la aplicación Mentimeter8 durante años, que es compatible con diferentes tipos de preguntas. Además, permite crear evaluaciones con límites de tiempo para responder. Por otro lado, los alumnos pueden responder de forma anónima, lo que tiene sus ventajas (por ejemplo, no tienen que admitir públicamente cuando no saben) y también tiene sus desventajas (quizás quieras saber quiénes respondieron de cierta forma). También puedes copiar y pegar fácilmente y reutilizar las preguntas y evaluaciones.

  • Usar ticket de salida a través de formularios en línea como Google Forms o Typeform, la herramienta en línea de Office 365, y compartirlos con los alumnos a través de un código QR. Los formularios se pueden volver a usar con facilidad y los resultados se procesan rápidamente (en especial las respuestas a las preguntas cerradas).

  • En lugar de usar post-its en papel, puedes usar herramientas como Padlet9, la que permite organizar fácilmente los post-its en línea y guardar el resultado para eventualmente hacer un mayor análisis.

  • Reemplazar los palitos de helados por herramientas digitales como Classroomscreen10 o Prowise Presenter. Estas y otras aplicaciones incluyen funciones, por ejemplo, para escribir nombres de los estudiantes y luego sortear uno al azar, lo cual es mucho más fácil de gestionar que los palitos de helado.

  • Permitir a los alumnos el acceso, cuando sea posible, a pizarras digitales o pantallas de sus propios dispositivos que les permitan, por ejemplo, hacer presentaciones. Las herramientas de pizarras digitales [por ejemplo, Padlet o Classroomscreen], en cualquier caso, suelen incluir varias actividades que te permitirán hacer participar activamente a los alumnos en la lección (entre ellas, las evaluaciones cortas).

Evidentemente, se pueden utilizar la mayoría de estas herramientas en combinación con la enseñanza en línea por medio de, por ejemplo, videos de clases o actividades en salas de clases virtuales. Este sitio web detalla algunas herramientas para la sala de clases, pero puedes encontrar muchos más ejemplos en línea. Una vez más, la tecnología te permite facilitar de manera efectiva y eficiente las actividades de aprendizaje.

Tenga en cuenta lo siguiente:

  • El reglamento general de procesamiento de datos. Asegúrate de utilizar herramientas con las que tu institución tenga un contrato de procesamiento de datos o prefiere herramientas que no requieran que los alumnos den su información personal.

  • El hecho de que, si bien es probable que tus alumnos tengan un teléfono inteligente, una tablet o un computador portátil y una conexión a internet, no es bueno darlo por sentado. Sí, normalmente los estudiantes de segundo ciclo y los padres tendrán un teléfono inteligente, pero debes asegurarte de no excluir a alumnos que no tengan uno disponible.

  • El riesgo de distracción: los teléfonos inteligentes también se conocen como armas de distracción masiva, pues estos —incluso cuando se ponen al revés en la mesa— distraen. En el aula presencial, puedes dejar los teléfonos inteligentes en una cajita en tu escritorio, cuando los alumnos no los necesitan. Utiliza la tecnología digital de forma selectiva durante las clase o reuniones. Si te interesa leer más información al respecto, puedes leer este estudio: ¿la tecnología educacional ayuda en el aprendizaje de los estudiantes?11

Como se indicó en la primera contribución: cada tecnología de aprendizaje tiene fortalezas y debilidades. En estas publicaciones solo se describen las posibilidades.

Post anterior: Ayuda a los estudiantes para que procesen los contenidos de manera activa
Post siguiente: Proporciona andamiajes educativos para tareas de alta exigencia

 


Notas del blog original y notas del traductor:

1 Estos blogs no consideran criterios o requisitos específicos de selección (por ej. costos) de las tecnologías para el aprendizaje. Es aconsejable tomar en cuenta qué tecnologías para el aprendizaje ya usa tu organización y cuáles de las opciones disponibles son compatibles. Las diferentes herramientas o funcionalidades tienen fortalezas y debilidades, y, por lo tanto, es necesario explorar las propiedades y hacer una elección consciente. En todos los casos, siempre habrá que velar por la seguridad de los datos.

2 Para profundizar en ideas sobre cómo realizar retroalimentaciones efectivas en el contexto remoto, recomendamos leer aquí (próximamente en español en este blog). 

3 Para una explicación de por qué son importantes las dificultades deseables y ejemplos para mejorar los aprendizajes te invitamos a leer el siguiente artículo.

4 Para consultar más detalles de cómo implementar esta estrategia y otras para chequear la comprensión de forma participativa, te invitamos a leer aquí.

5 Para mayor información sobre la utilidad y cómo usar tickets de salida, te recomendamos leer aquí.

6 Tanto Moodle como Brightspace son plataformas para el aprendizaje online (LMS), ambas permiten la creación de cursos con distintas herramientas específicas para la enseñanza y evaluación.

7 Para aprender más sobre Nearpod, una de las plataformas más completas para presentación de contenidos interactivos, puedes leer más aquí.

8 Mentimeter en una herramienta de uso gratuito y simple que permite realizar encuestas, con distintos formatos, en tiempo real. Su página solo está disponible en inglés, pero puedes consultar recomendaciones y guías de uso en español, por ejemplo en YouTube y aquí.

9 Esta herramienta permite escribir y adjuntar imágenes en un muro colaborativo muy fácil de usar. Para aprender cómo usarla puedes revisar esta guía en YouTube.

10 Classroomscreen es una plataforma online y gratuita que no requiere registro. Es fácil de utilizar y puede ser configurada en español. Esta herramienta te ayuda a chequear la comprensión y también a gestionar el comportamiento de tus alumnos (uso de cronómetro, semáforo para señalizar el ruido, etc.). Para ver más detalles pincha aquí.

11 Este artículo es un completo informe (en inglés) que analiza resultados internacionales de la prueba PISA y de la NAEP (USA) para entregar ciertas recomendaciones prácticas respecto al uso de tecnologías para el aprendizaje en el aula. La principal conclusión de este estudio es que aún no se pueden determinar relaciones causales ni absolutas entre el uso de tecnologías y resultados de aprendizaje; pero sí es posible afirmar que el impacto de las tecnologías en el aprendizaje dependerá en la forma en que se usen, es decir que no es adecuado esperar que la tecnología por sí misma asegure su uso óptimo en todas las condiciones.

 

Open chat
Necesitas ayuda?